♦El ReINo de lA PeRfEcCiOn♦

jueves, 21 de junio de 2012

BEBAN MUCHA AGUA

El agua suprime el apetito en forma natural y ayuda al cuerpo a metabolizar las grasas. Hay estudios que comprueban que al disminuir la ingesta de agua aumentan los depósitos de grasa y al aumentar el consumo éstos disminuyen.

La razón es porque los riñones no pueden funcionar adecuadamente sin suficiente agua. Cuando no pueden trabajar a carga completa mandan parte del trabajo al hígado. Una de las principales funciones del hígado es metabolizar la grasa almacenada para convertirla en energía. Pero si el hígado debe hacer parte del trabajo del riñón, no podrá hacer sus propias funciones a toda marcha. Como resultado metaboliza menos grasa y más grasa quedará almacenada en el cuerpo y se entorpece la baja de peso.

Beber suficiente agua es el mejor tratamiento para la retención de líquidos. El cuerpo interpreta la falta de agua como una amenza a su supervivencia y empieza a almacenar cada gota. El agua se almacena en el espacio extracelular. Esto se manifiesta con pies, piernas y manos hinchados. Los diuréticos ofrecen una solución temporal. Pero fuerzan la salida del agua junto con nutrientes esenciales. Otra vez el cuerpo lo interpreta como una amenza, y sigue almacenando agua. No se rompe el ciclo.



La mejora forma de mejorar la retención de líquido es bebiendo suficiente agua. Una persona con sobrepeso requiere mayor cantidad de agua que una persona más delgada.

El agua ayuda a mantener adecuado tono muscular.
Lo hace dándole a los músculos su natural habilidad para contraerse y previniendo la deshidratación. También ayuda a prevenir la piel suelta que ocurre después de una gran baja de peso. Las células que se encogen flotan en el agua rellenando la piel dejándola lisa y saludable.

El agua ayuda a eliminar toxinas.
Durante la pérdida de eso el cuerpo debe eliminar más toxinas- toda esa grasa metabolizada debe ser eliminada. Cantidades adecuadas de agua ayudarán la eliminación de estas toxinas y subproductos.

El agua ayuda a aliviar el estreñimiento
Cuando el cuerpo recibe muy poca agua saca la cantidad que necesita de fuentes internas. El colón es un fuente principal. El resultado es estreñimiento. Pero cuando una persona bebe suficiente agua, generalmente retorna el normal funcionamiento intestinal.

jueves, 14 de junio de 2012

asian girls


 las japonesas no envejecen ni engordan

1. Están acostumbradas a que su cuerpo no tiene que comer de más; es comer para sobrevivir. Y, esa mentalidad, la tienen ya en la cabeza.
2. No saben lo que es comer en abundancia.
3. Su paladar no tolera tanto el dulce. Tienen el paladar muy sensible y, por eso, todo es muy suave en la comida japonesa. Nunca usan grandes cantidades de azúcar.
4. No comen para llenarse. No viven para comer. Aprenden a disfrutar. La comida japonesa no es sólo para llenarse. Es un placer verla.
5. No comen grasas saturadas (propias de los animales de granja y de los lácteos) ni frituras (como hay muy pocos platos fritos, su dieta es muy liviana).
6. Comen postres pero en cantidades chicas y esporádicamente.
7. Es difícil que consuman productos envasados o enlatados.
8. Prefieren los vegetales y las frutas en lugar de productos animales. Suelen ingerir alrededor de 10 tazas de vegetales o de frutas, especialmente zanahorias, repollo, algas, cebollas y pimientos verdes. Estos alimentos, que comen solos o en guarnición, aportan la fibra que necesita su organismo. Para que no pierdan las vitaminas, sirven las verduras poco cocidas o cocinadas al vapor.
9. Si es carne, es pescado. Generalmente, se trata de los de agua fría o salada como el salmón y el atún. Son ricos en ácidos grasos omega 3, lo que es muy saludable porque regulan los niveles de colesterol, protegen contra las enfermedades cardiovasculares y ayudan a estimular la mente. Los comen de una a tres veces al día y con poca cocción o, incluso, crudos.
10. No abusan de salsas, manteca ni especias. Tampoco del aceite, que se emplea sólo en pequeñas cantidades y para aliñar las verduras. Para dar sabor, prefieren los caldos de pescado (dashi) y los vegetales. El objetivo es realzar el sabor natural de cada cosa; por eso, las salsas y los
picantes se colocan aparte. 
11. Las algas marinas son parte importante de la dieta japonesa. Contienen más yodo que el pescado de mar. (El yodo estimula la glándula tiroidea y de esta forma, aumenta la actividad metabólica del organismo).
12. Beben mucha agua (entre 8 a 12 vasos al día.).
13. El té verde y el té negro son sus bebidas favoritas Generalmente, los consumen sin leche ni azúcar. Puede acompañar la comida o tomarse en la sobremesa.
14. Suelen realizar muchas caminatas al aire libre, bicicleta y deportes como la pesca. La idea es estar siempre en movimiento y ejercitarse contemplando la naturaleza. 











Y por último un sabio refrán: “HARA HACHI BU”. Esto, en japonés, significa "dejar de comer cuando se esté 80% lleno". En otras palabras, no esperar hasta llenarse totalmente. Esto es saludable porque le toma, al cuerpo, varios minutos decirle, a la mente, que ya está lleno y que no necesita más. Mientras esta comunicación se efectúa, generalmente continuamos comiendo. De manera que, si comes hasta llenarte, en 
realidad, estás comiendo más de la cuenta. Si haces una pausa de 20 minutos, el hambre desaparecerá.